lunes, 29 de junio de 2009

Libros de Ajedrez

Libros recomendados,

Los secretos de la estrategia moderna de, Watson

Comprende ajedrez jugada a jugada de, Nunn

Tratado general de ajedrez de, Grau

El camino hacia el progreso en ajedrez de, Yermolinsky

Cómo construir su repertorio de aperturas de, Giddins

Mi ajedrez audaz de, Jan Timman

Cómo jugar con facilidad los finales de ajedrez de, Snape


domingo, 28 de junio de 2009

Pal Benko

Estudio de Pal Benko



Rudolf Spielmann

"YO ACUSO"
Por Rudolf Spielmann
"Ilustre CAMPEÓN DEL MUNDO, Dr. Alekhine:

Usted se sorprenderá mucho, señor CAMPEÓN DEL MUNDO, de mi descaro, que no tiene moderación ni ante las gradas de su trono. Sin embargo, "YO ACUSO". Naturalmente que no a su juego genial, por el cual, como entusiasta del ajedrez, estoy altamente maravillado. No. Mi acusación no se refiere al CAMPEÓN DEL MUNDO, doctor Alekhine, sino al colega doctor Alekhine. Porque, no obstante sus manifiestos prodigios ajedrecísticos, nosotros somos todavía sus colegas de profesión, de los cuales, al fin y al cabo, hasta usted tiene necesidad para sus proezas inmortales.

Un proverbio dice: "LA RIQUEZA ES UN CUCHILLO PRECIOSO, PERO QUE ES NECESARIO USARLO PARA CORTAR PAN Y NO PARA HERIR". Sus antecesores: Steinitz, Lasker, Capablanca, han tenido fe en este proverbio y han solicitado en los "Torneos Magistrales" las mejores condiciones generales para todos. Usted no querrá ofenderse si yo examino con qué fines usted ha usado sus cortantes armas de CAMPEÓN DEL MUNDO.Trate de comprender que en mí no habla la envidia. Yo sería el último en oponerme a su derecho, conquistado con fatiga. En todos, las colaboraciones más elevadas son recompensadas de un modo particular: ¿Por qué no debe ser así también en ajedrez?

Usted, sin embargo, tanto en San Remo en 1930, como en Bled en 1931, además del honorario extraordinario, ha impuesto condiciones especiales y con esto ha eliminado "prácticamente" a Capablanca de estos torneos. Naturalmente, usted no lo ha eliminado directamente, pero ha escogido un procedimiento mucho más oculto, que no cambia con esto en nada la esencia de las cosas, procedimiento que yo, como experto, quiero examinar. ¿Debe Capablanca expiar, así, tan duramente, su victoria de Nueva York, 1927?

Pero olvidemos el pasado, ya sepulto, y ocupémonos mejor de su colega Nimzowitsch, que debería ser, después de usted y Capablanca, el maestro más cotizado de la actualidad. ¿No parece extraño el hecho de que él no haya obtenido una invitación para el Torneo de Londres, ni para ahora el de Berna? Por lo menos habría sido fácil para usted establecer las condiciones para su invitación. Como laureado en leyes, le será ciertamente conocido el "dolus eventualis".
No basta. Hasta yo, pobre ajedrecista, parece que me he transformado en un concurrente "indeseable". No de otro modo se puede explicar mi brusco alejamiento de Berna, ya que desde hace dos meses he dejado de recibir, regularmente, las invitaciones, y éstas eran de un modo no del todo espontáneo.

El Comité de Berna decidió, evidentemente después de su tardía adhesión, que un maestro internacional se convirtiera en "supernumerario".

MIS PARABIENES POR SU EXTRAORDINARIA INFLUENCIA. ¿Qué potencia del mundo, fuera de la del CAMPEÓN DEL MUNDO, hubiera podido impedir a la Federación Suiza de Ajedrez, el invitar siete, en vez de seis maestros internacionales? El equipo suizo habría estado fuertemente representado con nueve hombres, lo que habría sido suficiente, para su representación.

Así que, mi querido CAMPEÓN DEL MUNDO, evite en lo sucesivo a sus adversarios, que así podrá obtener todavía grandes triunfos, debido a la DESVALORIZACIÓN DEL MUNDO AJEDRECÍSTICO; deponga, por lo tanto, el bastón de mando, de lo contrario deberé repetirle la palabra bíblica del profeta Oseas, referida por San Marcos: "QUIEN SIEMBRA VIENTOS, COSECHA TEMPESTADES".

La medida está colmada. De una a otra parte del océano, álzanse engrosando, airadas voces de protesta contra la DICTADURA DEL CAMPEÓN DEL MUNDO."

Firmado, Rudolf Spielmann.

Spielmann falleció en Suecia en 1942, pero su profecía se cumplió plenamente. Alekhine sólo recogió tempestades tras la segunda guerra mundial, que se materializaron en el llamado "Comité de Londres", formado durante el Torneo de la "Victoria" de 1946 donde participaron representantes de las potencias vencedoras y fue marginado por juzgársele antisemita.

Capablanca o Alekhine:

Por el MI Nelson Pinal,

Si el Ajedrez es lucha el mejor es Lasker; si el Ajedrez es Ciencia, el mejor es Capablanca; si el Ajedrez es Arte, el mejor es Alekhine"
(GM Savielly Tartakower)

Difícil decisión en este juicio ajedrecístico. Las estrellas que más brillaron -junto con el alemán Emmanuel Lasker- en los primeros 40 años del siglo pasado. El cubano, una leyenda desde los cuatro años, era el Ajedrez mismo. El ruso, la imaginación en función del juego, era la pasión por el Ajedrez.

Usted juzgará por los resultados individuales, preferencias de estilo o consideraciones técnicas, lo cierto es que la decisión es difícil como es difícil ser imparcial en este juicio que tiene más de 60 años de existencia. ¿el carismático latino o el controversial ruso-francés? ¿El que "hablaba" el Ajedrez mejor que su idioma materno o el que siempre llevaba un juego de Ajedrez en su bolsillo?

Fueron eternos rivales desde que en 1914 se enfrentaron por primera vez en San Petersburgo; "el juego de Capablanca eclipsa al de todos" reconoció entonces Alekhine.

Personalidades diferentes, estilos diferentes. Capablanca, el talento convertido en una máquina de precisión exacta capaz de realizar una mínima ventaja en un seguro triunfo. Ocho años sin perder y menos de 40 derrotas en toda su carrera. Alekhine, el artista capaz de forjar un ataque brillante en un cuadro de 64 casillas; el voluntarioso que cambió su estilo de vida para derrotar en la revancha al Campeón Max Euwe.

¿Alekhine o Capablanca? Juzgue Usted:

Aún las estrellas tienen similitudes; Capablanca, esperó largos años la revancha del ruso (que nunca llegó). Alekhine, murió esperando regresar a Moscú para enfrentar al retador M. Botvinnik. Ambos nacieron y murieron con cuatro años de diferencia y fuera de su Patria.

La gran rivalidad existente entre ellos fue tal que en el Torneo A. V. R. O. de 1938, Capablanca hizo su oferta de tablas a Alekhine por intermedio del director del certamen. Posteriormente, en 1939 en el acto de premiación y clausura de la Olimpíada de Buenos Aires, cuando los presentes aclamaban el éxito de Capablanca, Alekhine, enojado salió del salón.

Sin embargo, a pesar de esa rivalidad hasta el final de sus vidas, ellos tuvieron palabras de elogios mutuos. "El doctor Alekhine siempre juega bien (…) el título de Campeón del mundo está en buenas manos", declaró Capablanca al perder el match de Argentina en 1927. "

Desde cuando conocí a Capablanca, sabía que alguna vez el sería el Campeón y yo sería su lógico retador (…) y debo confesar que al conocer su propuesta del match, sentí renovados mis deseos de luchar contra Capablanca a quien admiraba y admiro mucho por su talento" manifestó el ruso al vencer en el match de 1927. Posteriormente diría al conocer la muerte del cubano: "Ha muerto el más grande ajedrecista de todos los tiempos. Jamás volverá a nacer uno igual".

Resultados individuales
Capablanca vs Alekhine

1913 San Petersburgo, 2 a 0, 1914 San Petersburgo, 2.5 a 0.5, 1922 Londres, tablas, 1924 Nueva York, 2 tablas
1927 Nueva York, 1 a 0 y 3 tablas, 1927 Buenos Aires (Match Campeonato Mundial), 3 a 6 y 25 tablas, 1936 Nottingham, 1 a 0, 1938 Holanda (A.V.R.O.), 0,5 a 1,5
totales 9 a 7 y 33 tablas

La defensa india de rey

Defensa india de Rey





Celada en la Defensa Francesa

La Defensa Francesa


jueves, 25 de junio de 2009

Cálculo de Variantes

El Cálculo De Variantes,

Calcular jugadas mentalmente y poder visualizar correctamente las posiciones
resultantes es el primer paso para desarrollar el adecuado “lenguaje” ajedrecístico.

Desde luego, se debe empezar con secuencias sencillas, donde la solución es
encontrar mates o capturas de piezas en una o dos jugadas. Con práctica, la mente se
va acostumbrando a poder “mover” las piezas y a saber valorar las posiciones finales
de cada variante de manera cada vez más eficiente. Esto equivale, en un sentido
ajedrecístico, a “leer el futuro” de una partida y que nuestras decisiones inmediatas
posean un buen sustento para evitar así desagradables sorpresas cuando la posición
analizada de forma mental la tengamos presente en el tablero.

Explicaremos, antes que nada, que se entiende por el término combinación, ya que es
un concepto de gran importancia en el ajedrez. Ha sido definido de diversos modos,
pero en esencia puede reducirse a lo siguiente:

“La combinación en ajedrez es una variante con sacrificio de piezas, con un
propósito definido, con temas y motivos característicos”.
Es decir, es una serie de jugadas con un fin determinado que encierran alguna entrega
de material. Entendemos por temas tácticos o combinativos los medios y métodos con

los cuales realizamos cada combinación y los motivos son las peculiaridades de cada
posición que permiten dicha secuencia de jugadas.

El lector se preguntará: ¿Cuál es la forma ideal de mejorar el aspecto táctico de nuestro
juego? ¿Cómo podemos aprender a calcular jugadas con rapidez y precisión?
Importantes entrenadores del ajedrez a través de muchos años han estudiado esta
cuestión y afirman que el método ideal es a base de resolver continuamente y de
manera sistemática una gran cantidad de ejemplos de posiciones tácticas. Así, el
estudioso del ajedrez adquiere el hábito y el reto de pensar de manera objetiva e
independiente y aprender incontables situaciones que se pueden presentar o que
pueden ser semejantes en sus propias partidas. Sólo adquiriendo una amplia cultura
ajedrecística, estudiando las partidas y posiciones ejemplares de los grandes maestros
del pasado y del presente (el legado de los clásicos) es posible afrontar la lucha
ajedrecística a un nivel cada vez más elevado.

El Plan Estratégico

EL PLAN ESTRATÉGICO


Todo jugador que busque la superación ajedrecística debe formarse el hábito de pensar
en función de los planes estratégicos. Al obtener cada vez mayor experiencia práctica y
conocer las mejores creaciones de los grandes maestros de la historia, el jugador
aprende a relacionar los movimientos entre sí y logra que sus jugadas no broten de
manera fortuita e independiente, sino que existen objetivos generales que las guían.

Es importante mencionar de nueva cuenta que estos planes nunca deben de elegirse de forma caprichosa, sino que surgen de una precisa evaluación de los factoresposiciónales, como son la estructura de peones, las debilidades de casillas, la movilidad de las piezas, la seguridad de los reyes, etc.

El ajedrecista debe contemplar planes de rango y alcance distinto: el plan a largo plazo,
que será el hilo conductor general de nuestras intenciones y, como complemento, los
planes más inmediatos y concretos. Demos un ejemplo: un jugador valora que sus
mejores posibilidades radican en un ataque contra el rey enemigo y tiene como objetivo
llevar la mayor cantidad de fuerzas hacia ese flanco (plan a largo plazo). Este traslado
se hará por medio de maniobras diversas, como la búsqueda de casillas fuertes para
sus piezas, el bloqueo o destrucción de las piezas defensivas del rival, etcétera. (planes
a corto plazo). Veamos algunas condiciones para la ejecución eficiente del plan
estratégico:

1) Los planes deben ser benéficos. Esto es evidente pero en muchas ocasiones se
persiguen objetivos falsos que solo perjudican nuestra posición en lugar de mejorarla,
como un ataque al sector equivocado, búsqueda de malas casillas para nuestras
piezas, avance debilitador de peones etcétera.

2) El plan debe ser realista y objetivo. Hay que estar seguro que nuestras intenciones
se podrán llevar a cabo y que el adversario no las detendrá fácilmente sin ceder algo a
cambio. No se debe olvidar la necesidad de buscar y encontrar también los posibles
planes del rival para destruirlos a tiempo.

3) Se debe ser flexible. Es importante ser consistente con nuestros objetivos, sin
embargo, por lo general el oponente no dejará que los ejecutemos libremente e
intentará contrarrestarlos. Esto hace que no sea posible siempre limitarse a un sólo plan
a lo largo de la partida y debamos modificarlos de manera continua si la posición lo
demanda.

4) Los planes deben ser tácticamente correctos. Un punto básico en el ajedrez que se
refiere a la imprescindible armonía entre táctica y estrategia. Lo concreto e inmediato
(sacrificios, combinaciones, maniobras ganadoras) siempre tendrá prioridad sobre los
factores estratégicos más abstractos. No tiene sentido formular un “excelente” plan a
largo plazo si el rival cuenta con una inmediata secuencia decisiva de jugadas.

lunes, 15 de junio de 2009

Los Carniceros del Ajedrez

Los Carniceros del ajedrez.

Juego una escandinava, me vuelvo a quedar inferior. Mi rival, que atesora más conocimientos, experiencia y ELO, me aprieta pero no ahoga. Incluso se le escapa la ventaja y llegamos a una situación de igualdad total. Le pido tablas, lo consulta con su delegado y al volver me dice que debe seguir jugando. Están en su derecho, faltaría más. Su equipo pierde 4-5 y deben ganar la partida para puntuar.

La posición es de tablas y poco a poco mi rival, debido a la obligación de ganar, va asumiendo riesgos innecesarios. Pero la posición sigue siendo de tablas. Repetimos la posición más de diez veces. Debería haber reclamado tablas y enviar la partida a la Federación, para que decidan ellos pues nos obligan a jugar sin árbitros. Situación curiosa ésta, un torneo oficial sin árbitros. Se lo imaginan en otros deportes?

Pero es que me niego a creer que esté pasando lo que estoy viviendo. Pero claro, mi rival disponía de 30 minutos y yo de 2. Con los segundos extras llegué a disponer de hasta 5 minutos pero la tensión, el cansancio y el estar expectante te hace consumir algunos minutos. Así pasas una hora entera, repitiendo posiciones. No podía levantarme ni para ir al lavabo. Finalmente, fui a ganar la partida. Mis 2140 de ELO hablan por sí solos. Simplemente soy un aficionado y tanta tensión y horas de juego hacen mella. Desperdicio una posición ganadora, otra de tablas y finalmente entro en una de perdedora. Mi rival, con más entidad, experiencia y tiempo en su haber, no falla y gana la partida.

Reacciono mal, me levanto tensionado y disgustado. Les pregunto con sorna si el ajedrez les da de comer, si están orgullosos de esa victoria. Desde aquí mis más sinceras disculpas a todos ellos. Hay que saber perder, y ni yo ni ellos supimos hacerlo. Al final me calmo, le doy la mano a mi rival y le felicito. Él no tuvo ninguna culpa. Su delegado le hizo jugar esa posición ridícula.

Y tienen todo el derecho de hacerlo. Otra cosa es que esté bien. Es como el padre que castiga sin postres, sin tele o con deberes extra a su hijo que ha perdido una partida por un error. También él está en su derecho. Otra cosa es que esté bien.

Mi derrota igual justifica la acción de continuar la farsa de la partida. Si el niño castigado gana la siguiente partida......justifica eso los castigos del padre????
Somos aficionados. Jugamos por placer, por diversión. Todos queremos ganar, pero creo que hay límites que no se deben pasar. No en un mundo de aficionados. Un día, un Gran Maestro de nivel, profesional del ajedrez, me comentó que los aficionados al ajedrez éramos jugadores profesionales frustrados. Tal vez tenga razón.

En el Campeonato por Equipos la cosa se complica pues aparece la figura del Delegado. Algunos delegados, no quiero generalizar, son jugadores de ajedrez aficionados frustrados. Acostumbran a ser, en el mejor de los casos, un dos mil y monedas. Expertos del reglamento y del arte de la reclamación. Saben interpretar de manera ventajosa las diferentes situaciones que se dan en un campeonato. Ganan los puntos en los despachos, esos mismos puntos que sus jugadores no han sido capaces de ganar en el tablero. O hacen jugar posiciones perdidas, o de tablas. Utilizan tácticas y estrategias en equipos de aficionados, ajenos a los sentimientos de los jugadores y a la ética del ajedrez.
Son los carniceros del ajedrez. Y en el mango de su cuchillo han puesto una muesca más. Cuánto honor. Mi enhorabuena.
Jordi Cots

De Cuando las Tablas se Luchan

DE CUANDO LAS TABLAS SE LUCHAN - Fischer,Robert J - Tal,Mikhail N [C92] Tal,Mikhail N - Fischer,Robert J [B92]

Cuando las tablas son pactadas con miedo, por interés y sin lucha, se le da una gran patada al ajedrez. Pero cuando los auténticos gladiadores se baten en el tablero hasta la extenuación, hacen que levantemos el trasero del asiento y aplaudamos a rabiar. Y si existiese un Nerón como juez de este noble juego, cuántas cabezas no hubiesen rodado ya y cuántas veces no se le hubiese partido el dedo al no poder emitir un veredicto de culpabilidad ante semejantes luchadores.

A Fischer lo que se le partía era la vida en cada batalla. Y el ajedrez vivía y revivía como nunca desde que el genio americano hacía su primera jugada. Todos contra él y él contra todos. A pecho descubierto, contra viento y marea, portando su amplia mente como espada de combate. ¡Qué pena que su ejemplar concepto de este arte-deporte-ciencia, no pueda aplicarse a tantísimos profesionales que en el mundo existen! Seguirás en mi memoria, GRAN MAESTRO de los maestros.

Fischer,Robert J - Tal,Mikhail N [C92] Bad Portoroz Interzonal, Portoroz JUG, 1958. C92: Ruy Lopez (variante Tschigorin)

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0-0 8.h3 d6 9.c3 Cd7 10.d4 Cb6 11.dxe5 [11.Cbd2 exd4 (11...Af6 12.Cf1 Te8 13.C1h2 exd4 14.cxd4 Ca5 15.Ac2 c5 16.d5 g6 17.Cg4 Axg4 18.hxg4 Cac4 19.Tb1 Ce5 20.Cxe5 Axe5 21.g3 Ad4 22.Rg2 Df6 23.f4 Ta7 24.g5 Dg7 25.f5 f6 26.fxg6 Galkin,A (2606)-Fressinet,L (2656)/Plovdiv BUL 2008/0-1 (55)) 12.cxd4 Cb4 13.Cf1 c5 14.a3 Cc6 15.Cg3 c4 16.Ac2 d5 17.e5 a5 18.Ae3 b4 19.axb4 axb4 20.Txa8 Cxa8 21.Ch2 b3 22.Ab1 Cc7 23.Dh5 g6 24.Dh6 Te8 25.Cg4 Axg4 Svidler,P (2711)-Adams,M (2711)/Groningen NED 1997/Yearbook 2007/0-1 (36)] 11...Cxe5 12.Cxe5 dxe5 13.Dh5 Dd6


13...Af6 14.Cd2 De7 (14...g6 15.Df3 De7 16.Dg3 Ah4 17.Dh2 Af6 18.Cf3 Ae6 19.Ac2 Ad7 20.Ah6 Tfe8 21.h4 Ag7 22.Ag5 f6 23.Ac1 Af8 24.h5 g5 25.Dg3 Dg7 26.Ch2 h6 27.Cg4 Df7 28.Df3 Ag7 29.Ce3 Fischer,R (2797)-Sanchez,L (2521)/Santiago de Chile 1959/Fischer/[PS]/1-0 (53)) 15.Cf1 Ae6 16.Ce3 g6 17.Df3 Axb3 18.axb3 Ag7 19.b4 c6 20.g3 De6 21.h4 f5 22.h5 f4 23.Cf1 gxh5 24.Dxh5 Tf6 25.Ch2 Tg6 26.Cf3 fxg3 27.fxg3 Txg3+ 28.Rh2 Fischer,R (2797)-Keller,D (2565)/Zuerich 1959/[Bulletin]/0-1 (57)] 14.Cd2 Ae6 [14...Dg6 15.Dxg6 hxg6 16.Cf3 Ad6 17.Ae3=] 15.Cf3 Axb3 16.axb3 peones doblados: b2+b3 16...Cd7 17.b4 un nuevo peón retrasado: a6 17...Tfd8 18.Ag5 f6 [18...Axg5 19.Cxg5 Dg6 20.Dxg6 hxg6 21.Ted1 Rf8 22.Ta5 Ta7+/=] 19.Ae3 De6 20.Ted1 [20.Ch4 Af8 21.Cf5 g6 22.Ch6+ (22.Dg4 Rf7 23.Ch6+ Axh6 24.Dxe6+ Rxe6 25.Axh6 g5 (25...Cb6 26.b3 Td3 27.Tec1 -- 28.Ae3 -- 29.Rf1 -- 30.Re2) 26.h4 Rf7 27.h5 Cb6=/+) ] 20...c5 [20...Cf8 21.Ch4 g6 22.De2=] 21.Ch4



21...Af8 [21...g6 22.Cxg6 hxg6 23.Dxg6+ Rh8 24.Dh5+ Rg8 25.Td3 Af8 (‹25...c4 26.Ah6; 25...Df7 26.Dg4++-) 26.Ah6 Axh6 27.Dxh6 Rf7 28.Tad1+/-; 21...cxb4 22.Cf5 Rh8 a) 22...bxc3 23.Dg4; b) 22...Cf8 23.Dg4 g6 24.Cxe7+ Dxe7 25.cxb4 Dxb4 (25...Txd1+ 26.Dxd1 Ce6 27.Dd5 Td8 28.Dc6) 26.Txd8 Txd8 27.Txa6; 23.Dg4 g6 24.Cxe7 Dxe7 25.cxb4+/=] 22.Cf5 g6 23.Dg4 Rf7 24.Ch6+ Axh6 25.Dxe6+ Rxe6 26.Axh6 cxb4 27.cxb4 Tdc8 [27...g5 28.Td5 Tg8 29.Tad1 Ta7 30.Td6+ Re7 31.h4 gxh4 32.Ae3 Tc7 33.Txa6] 28.Ae3 [28.Ad2 -- 29.b3 -- 30.f3 -- 31.Ae3] 28...Tc4 29.Td2 [29.Tac1 Tac8 (29...Txe4? 30.Tc7 Td8 (30...Cf8?? 31.Ac5 Rf5 32.Tf7 Ce6 33.Ae7 Td4 34.Te1 e4 35.f4 Cxf4 36.Axf6 Re6 37.Axd4 Rxf7 38.Tf1 g5 39.g3+-) 31.Ac5+-) 30.Rf1 f5=; 29.Tdc1 Txe4=/+] 29...Txb4 30.Tad1 Cf8 31.Td6+ Rf7 32.Tb6 Txb2 [32...Txe4 33.Tb7+ Rg8 34.Td6=; 32...Ta7 33.Tb8+/- (33.Tdd6=) ] 33.Tdd6 a5 [33...Rg8 34.Txf6 Tb1+ 35.Rh2=; 33...Ta7?? 34.Txf6+ Rg7 35.Txf8 Rxf8 36.Tb8+ Rf7 37.Axa7+-] 34.Tb7++/= Rg8


35.Txf6 [35.Ah6 Te8 (35...a4??
36.Tg7+ (36.Ag7 a3 37.Axf6 Ce6 38.Axe5 Tb1+ 39.Rh2 Cc5 40.Tg7+ Rf8 41.Tc6 (41.Txh7 Te8 42.Ad4 a2 43.Axc5 a1D 44.Txg6+ Te7 45.Axe7+ Re8 46.Tg8+ Rd7 47.Ac5+ Re6 (47...Rc6 48.Tc8#) 48.Tg6+ Re5 49.Te7+ Rf4 50.Ae3#) 41...Cd3 42.Af6 Cxf2 43.Tcc7-+) 36...Rh8 37.Txf6 a3 38.Tgf7 Cd7 (38...Ce6 39.Txe6 a2 40.Tee7 a1D+ 41.Rh2+-) 39.Txd7 a2 40.Tff7 a1D+ 41.Rh2+-) 36.Tg7+ (36.Ag7 f5 37.Af6 Ce6 38.Tdd7 Tb1+ 39.Rh2 Tc1 40.Txh7 Tc7) 36...Rh8 37.Txf6 Ce6 38.Ta7 (38.Tgf7? Rg8-/+) 38...Rg8 39.Txa5+/=] 35...Te8 36.Tff7 Arrinconado contra las cuerdas, pero... 36...Ce6 37.Txh7 a4 Tal amplía su espacio buscando un contrajuego final 38.Ta7 Ta8 complemento de la jugada anterior [38...a3 39.Th6 Cf8 40.Ac5 a2 41.Axf8 Tb1+ 42.Rh2 a1D 43.Txg6+=] 39.Thg7+ Seguramente Fischer vio que no servían las siguientes variantes y jugó sobre seguro. [39.Txa8+ Rxh7 40.Ta6? (40.g3 Rg7 41.Ta7+ Rf6 42.h4 Tb4 43.Ta5 Tb3 44.Ta6 a3=/+) 40...Cd4-/+] 39...Rh8 [39...Cxg7 40.Txa8+ Rf7 41.Ta7+ Rf6= 42.h4 Ce6 43.g4 g5 (43...Cf4?? 44.g5+ Re6 45.Ac5+-) 44.hxg5+ Cxg5 45.Ta6+ Ce6 46.g5+ Re7 47.Ta7+ Rd6 48.g6 Tc2=] 40.Th7+ Rg8 41.Thg7+ 1/2-1/2

Leyenda del Marciano II

El Marciano II




Leyenda de Carlos XII

Leyenda de Carlos XII --- Ajedrez




domingo, 7 de junio de 2009

Jugada ilegal

Artículo 7: Irregularidades

7.1 a. Si durante una partida se verificase que la posición inicial de las piezas era incorrecta, la partida deberá ser anulada y se jugará una nueva.

b. Si durante una partida se verificase que el único error era que el tablero de ajedrez ha sido colocado en contrario al Artículo 2.1, la partida continuará pero la posición alcanzada deberá ser transferida a un tablero de ajedrez ubicado correctamente

7.2 Si una partida hubiese comenzado con los colores invertidos, entonces deberá continuar, salvo que el árbitro decidiera de otra manera.
7.3 Si un jugador desplazase una o más piezas, él deberá restablecer la posición correcta en su propio tiempo. Si es necesario, tanto el jugador como su oponente deberán parar los relojes y buscar un árbitro para que los asista. El árbitro puede penalizar al jugador que desplazó las piezas.

7.4 a. Si durante una partida se verificase que una jugada ilegal ha sido hecha, incluyendo el no cumplimiento de las normas para promoción de un peón o la captura del rey del adversario, la posición inmediatamente anterior a la irregularidad deberá ser restablecida. Si la posición inmediatamente anterior a la irregularidad no pudiera ser determinada, la partida deberá continuar desde la última posición identificable anterior a la irregularidad. Los relojes deberán ser ajustados de acuerdo al Artículo 6.14. Se aplicará el artículo 4.3 a la jugada, reemplazando la movida ilegal. La partida deberá continuarse desde esta posición restablecida.

b. Después de la acción considerada bajo el artículo 7.4 a., para las dos primeras jugadas ilegales de un jugador, el árbitro deberá dar dos minutos extras de tiempo para su oponente en cada instancia; para una tercera jugada ilegal del mismo jugador, el árbitro deberá declarar la partida perdida a éste jugador.

7.5 Si durante una partida se verificase que ciertas y determinadas piezas han sido desplazadas incorrectamente de sus casillas, la posición inmediatamente anterior a la irregularidad deberá ser restablecida. Si la posición inmediatamente anterior a la irregularidad no pudiese ser determinada, la partida deberá continuar desde la última posición identificable anterior a la irregularidad. Los relojes deberán ser ajustados de acuerdo al artículo 6.14. La partida deberá continuarse desde esta posición restablecida

Blitz Magistral III

Blitz Magistral III



Blitz Magistral II

Blitz Magistral II



Blitz Magristral 1

Blitz Magristral 1


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...